Los números de Evo Morales… causas del golpe de Estado.

Por: Nicasio Fonseca Munguía

Conociendo algunos números respecto a la economía boliviana, no es difícil concluir la razón por la que Evo Morales duró 13 años en la Presidencia de aquel país que hoy lo obliga a exiliarse tras el golpe de Estado propinado por la ultraderecha con su brazo armado en el ejército y la policía nacional.

Evo Morales llega a la Presidencia en 2006, dando un fuerte golpe de timón para la economía de su país al nacionalizar los hidrocarburos, acción de gobierno que le permitió imponer mayores impuestos a las compañías explotadoras del gas, principal recurso natural de Bolivia, elevando su recaudación fiscal a un 26. 1 % del PIB, mientras que en nuestro país apenas alcanza el 16 % del PIB.

Según datos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina) durante su gobierno, Evo Morales llevó la economía de Bolivia a un 5 % de crecimiento anual, mientras que en México no se ha logrado crecer más allá del 2 % en los últimos 30 años.

El hoy Presidente depuesto por el golpe de Estado militar, redujo en su país la pobreza en 31 puntos porcentuales, bajando la pobreza de 66.1 % a 35.1 %. La pobreza extrema pasó de 28.2 % a 16.4 %. En 2006, al arribo de Evo Morales a la Presidencia, el PIB era de 9 mil 549 millones de dólares, dejándolo en este 2019, según la misma CEPAL, en 40 mil 549 millones de dólares.

Estas y muchas razones más, llevaron al Presidente Evo Morales a superar con 11 puntos a su oponente Carlos Mesa en las pasadas elecciones nacionales, logrando un 47 por ciento de la votación, evitando con ello la segunda vuelta, al superar con más de 10 puntos al candidato Mesa, toda vez que según la Constitución de aquel país, se omite la segunda vuelta si pese a que el primer lugar de la contienda no logra el 50 % de la votación, supere con un margen mínimo de 10 puntos a su adversario inmediato.

Pese a que Evo Morales había aceptado la realización de nuevas elecciones en Bolivia, teniendo como supervisores la ONU y la OEA, este último organismo determinó, sin mayores elementos, que en el proceso eleccionario había existido fraude, alentando con ello la reacción de los grupos opositores al régimen, que no perdieron oportunidad para volcarse en las calles respaldados por la policía nacional, militares golpistas, un sector empresarial y altos prelados de la Iglesia Católica, que, habiendo sido afectados por el régimen de Evo Morales, no dudaron en alentar las reacciones contrarias al ex mandatario.

El golpe de Estado propinado a Evo Morales en Bolivia, ni es el primero, como tampoco será el último, mientras existan en América Latina inmorales intereses que prevalezcan sobre las necesidades básicas de una población que pretende superar a través de la justicia social, su pobreza histórica, los niveles de desigualdad que generan un distanciamiento cada vez mayor entre la riqueza de pocos, contra la pobreza de muchos.

En México, pese al discurso triunfalista de los ex presidentes en los últimos seis sexenios, el país sigue siendo el mejor ejemplo de desigualdad y los mayores índices de violencia criminal, producto ésta de la corrupción e impunidad generadas por un sistema político caduco e inoperante, a cuyos exponentes poco les importan conceptos como libertad , democracia, igualdad social, justicia, salud, educación, nacionalismo y tantos otros valores que encierran en sí mismos la aspiración de cualquier pueblo, de cualquier nación para vivir en paz y libertad social.

Influenciados tal vez por la información tendenciosa de “los miedos de comunicación” (diría Eduardo Galeano) no pocas voces se empiezan a escuchar en protesta por el asilo otorgado a Evo Morales y no faltarán aquellos que soliciten su expulsión del país; de nuestra parte, vaya el reconocimiento para la decisión presidencial por el asilo otorgado al depuesto presidente, que rescata con ello, al menos, un poco del orgullo mexicano por su filosofía política y humanística en materia de diplomacia internacional. Usted… ¿Qué opina?

 

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.