Como diría AMLO, “No tenían llenadera”

Por: Nicasio Fonseca Munguía

  • Un nuevo eslabón en el rosario de Rosario.

Todo hace indicar que le reclusión penal de Rosario Robles Berlanga va para rato, por no decir que para años; así lo indica el proceso penal por el caso de La Estafa Maestra, al cual se sumará, según información de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, la consignación que sobre posible fraude a la nación se pudiera acreditar igualmente en la operación y venta de terrenos federales en la zona turística de Cancún, mismos que fueron vendidos dolosamente a particulares en 60 millones de pesos, cuando su costo real, según avalúos, era de 1200 millones en moneda nacional.

Rosario Robles resulta un triste ejemplo de la corrupción en el sistema político mexicano, donde el manejo fraudulento de los recursos públicos brotan como la pus en cada operación que implique ganancias multimillonarias para los hombres (y las mujeres) del poder; es así, que, en su momento, olvidándose de principios, valores e ideología de izquierda, Rosario Robles, Jefa del entonces Distrito Federal, entregó su amor y confianza al empresario argentino Carlos Ahumada, cuyo propósito fue capitalizar la relación sentimental ¿ resultado hasta la fecha ? la reincidencia de Rosario, toda vez que pese a su fatal experiencia con Ahumada, todavía creyó en las palabras melosas de Enrique Peña, que, sin pena ni gloria, pasea cínicamente su impunidad por los lugares más caros y exclusivos del mundo.

Al descubrirse nuevos fraudes de Rosario Robles al erario público, nos cuestionamos si la Unidad de Inteligencia Financiera que dirige Santiago Nieto, estará integrando los expedientes relativos a la múltiple desviación de recursos que día a día son denunciados ante la opinión pública por el mismo Presidente López Obrador, como es el caso del Hospital de alta especialidad en Cd. Juárez, el cual para inaugurarlo se terminó sólo su fachada, encontrándose el resto en obra negra, pasando a conformar la larga lista de “elefantes blancos” de las administraciones federales anteriores, con alto costo en numerario, además del perjuicio al servicio público de salud y otros rubros de por sí afectados por la ineficiencia en la prestación de los mismos.

Una mancha más en la piel de Rosario Robles; un expediente más que seguro derivará en un nuevo proceso, triste y lamentable caso, no únicamente por su condición de mujer, cuanto por representar en un momento del país, parte importante de la esperanza que la izquierda mexicana despertó entre la población como alternativa real de cambio en el manejo de los recursos públicos. Rosario Robles Berlanga, la mujer que llegó a considerarse “salvada” por el sistema político mexicano al cual alguna vez combatió desde la oposición, hoy se encuentra recluida en prisión víctima de … ¿su ambición? ¿Ingenuidad política? “Haiga sido, como haiga sido”, la señora debe estarse lamentando por haber aceptado escuchar “el canto de las sirenas” con Enrique Peña, olvidando que JAMÁS, las o los traidores serán tratados de igual a igual por quienes en algún momento fueron sus reales enemigos, individuos de la más baja estofa pertenecientes a la élite del llamando “neoliberalismo”, cuyos representantes, en materia del presupuesto público, como diría AMLO, “No tenían llenadera …” Usted ¿Qué opina?

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.