López Obrador avanza con la Presidencia…

Por: Nicasio Fonseca Munguía

 

Política es suma… y AMLO sigue sumando a su proyecto sexenal de gobierno con la visita a Nuevo León, una de las entidades con mayor presencia panista; ahí, en la tierra de Jaime Rodríguez, después de Ricardo Anaya, su principal detractor en la campaña por la Presidencia; López Obrador, discursiva y presupuestalmente, con “guante blanco”, le da un claro espaldarazo al gobierno del ex “Bronco” que hoy estuvo muy “mansito”.

En esta ocasión, igualmente, los medios de comunicación norteños se manejaron con “tiento y tino”, sabedores quizás del impacto social favorable que deja el Presidente al arribar a Nuevo León en vuelo comercial acompañado de Alfonso Romo Jefe de la Oficina de la Presidencia y Javier Jiménez Spriu, titular de SCT y hombre clave en la detonación de importantes obras para la entidad norteña, como la presa “Libertad, el tren ligero urbano para pasajeros y el tan ansiado nuevo penal que deje atrás la negra historia de “Topo Chico”.

Difícil navegar a contra corriente cuando la fuerza de poderosos intereses se oponen a las políticas reivindicatorias del nuevo régimen federal, pero aún más difícil, si estos intereses cuentan con medios de comunicación históricamente bien posicionados ante la opinión ciudadana y cuya credibilidad difícilmente se pone en duda por su crítica sistemática al poder público y los gobernantes locales en turno, estrategia de presión más que clara para sus “acuerdos” y atractivos “convenios” de difusión del quehacer oficial a través de sus programas sociales.

Hoy, Andrés Manuel López Obrador suma un buen día en su agenda política, al penetrar en las entrañas del conservadurismo por excelencia como es la clase empresarial de Nuevo León, encabezada a nivel nacional por su presidente Carlos Salazar, personaje con el cual AMLO ha comprometido acciones tendientes a más empleo, mejores salarios, eliminación de la corrupción, a la vez que, juntos, alcanzar el objetivo del 4 por ciento de crecimiento para el final de sexenio. Se dice fácil, pero sumar el apoyo ciudadano para su proyecto político de gobierno en el norte del país donde Acción Nacional tiene una fuerte presencia electoral e ideológica, no es algo para soslayar, sino que por el contrario, toda vez que resulta indicativo de la confianza creciente en el nuevo gobierno rumbo a la Cuarta Transformación … ¿no cree usted …?

Leave a Comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.