El hilo se rompe

mario-vargas-suarezPor: Mario Vargas Suárez

 

Sin duda que el humo es un contaminante muy perjudicial para la salud del ser humano, particularmente en aquellos lugares que están rodeados de altos relieves como cerros, volcanes, etc.

La capital del país, la CDMX, en las últimas décadas se ha caracterizado por ser una de las metrópolis más contaminadas del mundo, no solo por su geografía sino por la desmedida instalación de industrias pequeñas, medianas y grandes.

Amén de las industrias, la alta circulación de vehículos automotores desde particulares, públicos y de carga, que atraviesan la ciudad sin ton ni son a cualquier hora del día o de la noche.

Las autoridades federales y locales, con la idea de combatir la contaminación ambiental desde hace varias décadas determinaron el Programa Hoy No Circula que consiste en no permitir la circulación de vehículos automotor un día a la semana.

Los altos índices de contaminación han llegado a registrar números tan altos que el Hoy No Circula, ya ha cambiado al Doble Hoy No Circula e inclusive los sábados, que estaban fuera del programa, ya están incluidos.

El programa para aminorar la contaminación ambiental ha sido tan severo que incluso al mexicano radicado en otra entidad federativa, es obligado a someterse a la legislación local, que entre otras cosas prohíbe la circulación a vehículos extranjeros o con placas de entidades distintas a la CDMX, antes de las once de la mañana.

En tiempos de la Secretaría de Ecología se editó una información donde se reconocía que el solo aterrizar de un avión en el aeropuerto Benito Juárez de la CDMX, equivale a la misma contaminación de 35 mil autos en marcha.

Sin embargo ni el gobierno federal y menos los gobiernos de la CDMX, han podido sacar este aeropuerto internacional de los terrenos que actualmente ocupa, pese a que ha quedado enjoyado entre varias colonias de la populosa capital del país.

Un viejo refrán dice que “el hilo se rompe por lo más delgado” y tal parece que este es el caso, cuando nos enteramos que los “ideólogos” del gobierno Miguel Ángel Mancera Espinosa, Jefe de gobierno de la CDMX, tiene entre sus planes aplicar verificaciones a las motocicletas que circulen por la otrora Ciudad de los Palacios.

El asunto se está canalizando por la Cámara de Diputados, a través del diputado federal, Martín Gutiérrez, titular de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAME) y quien ha declarado “…la Secretaría del Medio Ambiente federal alista una norma para someter las motocicletas por las emisiones de contaminantes, hasta hoy exento de revisión.”

El mismo funcionario aseguró que el gobierno necesita normar las emisiones de las motocicletas porque es un parque vehicular que ha venido en aumento, quedado suelto y ahora se han percatado emiten más tóxicos que un vehículo normal.

Dice el legislador de la Comisión de Medio Ambiente de San Lázaro que las motocicletas emiten compuestos orgánicos volátiles y sobre todo por su alto número de circulación diaria, el ambiente resulta  más contaminante.

Las normas cambian y seguramente en breve entrarán en vigor nuevas normas de revisión de gases contaminantes para autos nuevos, quienes se someterán a la verificación vehicular hasta el segundo año en circulación.

Lo más lamentable es que quienes están al frente de las oficinas de gobierno, pareciera que ven más frágil al ciudadano común que a los grandes industriales o a las líneas aéreas que verdaderamente contaminan muy severamente el ambiente.

Lo anterior hace pensar en la actitud nefasta del presidente Donald Trump cuando desdeñó Los Acuerdo de París para proteger el medio ambiente. Lo malo entre los mexicanos es que solo a los más débiles les cargan la mano, pero sin solucionar el problema de fondo.

Leave a Comment