LA FRAGMENTACIÓN DEL PAN-EDOMEX

Emiliano CarrilloPor: Emiliano Carrillo Carrasco

 

  • LAS ACCIONES DE SIMULACIÓN DEL PAN 2017

La política, cautiva por cúpulas de poder en nombre de la democracia representativa: “Felipillo recuerda a tu mentor, Carlos Castillo Peraza le reclamaba a Felipe su traición y la desconfianza que tenía hasta de su propia sombra. Esta nueva batalla en el PAN desfondará todavía más la candidatura de Josefina Vázquez Mota en el estado de México. Ella se ha dedicado a golpear a Delfina Gómez, algo que muestra su dependencia con el PRI, lo que se percibe es la coalición, sin importar las ideologías, solo para a AMLO, Rápido, muy rápido, terminó el encanto de la candidatura de Josefina Vázquez Mota para gubernatura del Estado de México. Hasta hace unas semanas, las dirigencias nacional y estatal del PAN presumían las cartas credenciales de la excandidata presidencial y señalaban que las encuestas la ponían como el personaje ideal para hacer frente al compromiso electoral, con caída libre. “Los mercaderes de la democracia -PAN

No sólo hay descontento de la militancia panista por la forma caprichosa con que se impuso su candidatura, sino que eso generó división entre liderazgos locales, de trayectoria reconocida, y que no obstante su lealtad al PAN, no ocultan su enojo. A diferencia de lo que ocurre en varias regiones del país, el Estado de México es el principal bastión del PRI y del presidente Enrique Peña Nieto”. La desintegración del PAN, desde la década de debacle en el 2000, hasta el 2009, done la población les da la espalda en las consecuentes elecciones ante el escenario de los mismos y reparto de los espacios públicos por acuerdos de elite de poder. La percepción general de la militancia y la población, es que no hay nuevos liderazgos de cada zona y a la centralización del poder estatal.

Los actores, los mismos que solo se rolan los puestos de poder, los Bravo boy y los Ulises, que es el gran negocio de poder en base a la negociación y corrupción de las elites de estos grupos de poder. Los grupos en el pan se han preocupado y ocupa por manténteme el control de las estructuras endógenas de una tecnocracia al servicio de los gobiernos.

La falta de inclusión de los liderazgos de cada región del estado excluidos por el poder y control total, desde las estructuras administrativas para amigos e incondicionales. El control centralizado que no hace que se oxigene el partido por este control férreo de Ulises (su camarilla encargada de vender candidaturas des el 2009) y Felipe Bravo Mena. En el PAN hay un grupo que se vende al mejor postor como un Ulises Ramírez que desde el 2006 ha escalado puestos plurinominales y el reparto de acuerdos de los espacios políticos con los del grupo de “bravo boy” y grupo Toluca.

El desencanto de la militancia desde 2009.2011, 2012 .2017 y 2017 con Josefina Vázquez Mota que en el último tercio de la campaña le retiraron todo tipo de apoyo y su caída atroz. La militancia sana y entregada al PAN en caída libre ante estas acciones de las cúpulas de poder, aun cuando los principales grupos estatales, parecieran mostrar el apoyo (simulado) y no poner piedras a la candidata efímera.

Al no haber liderazgos en el estado que saquen al PAN de esa burbuja, están más preocupados, que sacan de lo acontecido desde los espacios y trabajo en el gobierno estatal, como lo ha hecho Ulises Ramírez con su familia en el ámbito estatal y federal. Recuerde que el exsenador, exdiputados locales, federal 2015 (plurinominal), se inició en la asesoría de Enrique Jacob en la presidencia municipal de Naucalpan 1996, por recomendaron del difunto Rubén Mendoza Ayala, su padrino y que se separan por diferencias. Y además coordinador de campaña en el 2005 a la gubernatura de Rubén Mendoza Ayala que perdió con Enrique Peña Nieto (Golden boy -de Arturo Montiel); el grupo de Edgar Olvera primo de la expresidenta de Tlalnepantla, que controla el comité estatal del pan.

A los bravo boy de acuerdos y de fotografía, han perdido la fuerza de la militancia y la división franca con los del valle de Toluca; pero a nivel nacional su habilidad se les considera los fuertes por el Panismo conservador.

La situación de Ulises Ramírez que fue arrinconado en esta campaña, no se le vio, ha utilizado las estrategias de simular y de pleito, que se dividen y van trabajando por su cuenta. Pero esto es falso, para sacar más apoyo político de la militancia como los elitistas y que los ha beneficiado en puestos políticos y administrativos, Oscar García, Óscar Sánchez y Martin Bello.

La avanzada para pagar las facturas desde el 2006-2012 con Felipillo en poner a su esposa Margarita Zavala como  candidata a la presidencia y sus fragmentaciones de poder cupular desde Vicente Fox, que trae su candidato el secretario de Hacienda. Los grupos de los yunques y la ultraderecha no tiene color solo negocio; cercano Ernesto Cordero (SENADOR 2012-2018), y el triunfador fue Gustavo Madero.

Durante su sexenio, Felipillo impuso a dos de sus pupilos: Germán Martínez Cázares y César Nava, ambos con resultados poco importantes para su agrupación, ya que sufrieron derrotas escandalosas en muchos estados, no obstante que había una inyección amplia de recursos gubernamentales.

No se olvide que, en Pemex, hubo una entrada de recursos infinita, más de 500 mil millones de dólares en seis años, los cuales no se invirtieron visiblemente. Nava, por cierto, fue acusado de comprar apartamentos de lujo en Polanco sin declarar de dónde obtuvo los millones de billetes verdes. Felipe salió derrotado cuando trató de hacer candidato a la elección de 2012 al mencionado Cordero, le ganó Josefina Vázquez Mota, a la cual luego dejó colgada de la brocha ya que lejos de apoyarla en su campaña, la mandó a sacrificarse por Enrique Peña Nieto.

Pero en el gobierno consideraron que con los Mil 200 millones de pesos que otorgó Luis Videgaray a la organización Juntos podemos, la cual es dirigida por Josefina y aparentemente apoya migrantes, ya habían cubierto la deuda contraída con“Bravo Boys”, por considerar en su momento como jefe de grupo a Luis Felipe Bravo Mena, quien en el pasado proceso de elección de gobernador llevó a su partido a un gran fracaso electoral.

En la actualidad es considerada la segunda con mayor presencia en la entidad, aunque en otros años fue hegemónica. La operación electoral que ha experimentado el “Grupo Tlalnepantla” que fundó Rubén Mendoza Ayala y que heredó Ulises Ramírez Núñez, actual diputado federal, rebasó el poder de los “Bravo Boy” en cuanto a tamaño de estructura, como en posiciones de poder institucional y relaciones en la élite nacional del PAN.

No se puede perder de vista que el “Grupo Tlalnepantla” donde ha ganado un peso significativo el actual presidente del Comité Directivo Estatal (CDE), Óscar Sánchez Juárez, ha sufrido escisiones evidentes en su estructura estatal, la más esperada protagonizada por Óscar García, quien fue uno de los brazos operativos de la corriente en los últimos procesos internos. Enrique Vargas del Villar, actual alcalde electo de Huixquilucan, rompió con esta estructura, aun cuando fue un personaje cercano a Ulises Ramírez; en meses anteriores se desmarcaron de la corriente Javier Lujano Huerta, Daniel Parra Ángeles, Juan Carlos Uribe y Guadalupe Mondragón, quien era considerada gente de confianza de Sánchez Juárez.

La estrategia del PRI, funcionó en todas las variables implementadas desde la fragmentación electoral, la división, los acuerdos para que no llegara Morena y lo más grave;  la pérdida de la credibilidad de las instituciones electorales que han perdido el halo de la democracia,

Leave a Comment