Jubilados S.A.

mario-vargas-suarezPor: Mario Vargas Suárez

El tema de los maestros por jubilarse en Tamaulipas representa un verdadero problema en las oficinas que comanda el matamorense Héctor Escobar Salazar, porque la tramitología es lenta y no falta quien asegure, se debe a los ‘jefes’ de área no se dan tiempo para firma de documentos.

Hasta la mesa de redacción de esta columna llega un correo electrónico, que bien pudiera clasificarse de anónimo porque el remitente solicita no se dé a conocer algún dato de identificación, por temor a represalias.

Generalmente hago caso omiso de este tipo de notas pero llamó mi atención que es un profesor con más de cuarenta años de servicios ininterrumpidos en escuelas de Tamaulipas y decide jubilarse solicitando su licencia pre-jubilatorio (noventa días con goce de sueldo íntegro) a partir del 16 de enero del año en curso.

Antes del vencimiento de su licencia acudió a las oficinas de la SET en la capital del estado, pero los empleados le advirtieron que debía esperar al vencimiento de su permiso pre-jubilatorio. No entiendo la razón pero así se hizo.

El 16 de abril venció la licencia del profesor y después de varias vueltas a la SET es tiempo que no le pueden entregar ningún documento que le permita iniciar los trámites para el pago de pensión en la oficina gubernamental. Tampoco puede hacer el reclamo de ninguna prestación, ni siquiera el importe del Sistema del Ahorro para el Retiro (SAR) al que tiene también derecho.

Al maestro le exigieron su renuncia a la plaza que trabajaba para iniciar los trámites, por lo que en este momento no recibe salario, ya no es trabajador. Pro tampoco es jubilado, porque nada le avala como tal. En otras palabras va para tres meses sin poder cobrar un solo centavo.

Los documentos están hechos, ya están elaborados, pero nada firmado por un ‘jefe’ del área por lo que deja en estado de desamparo al docente.

Desde hace un par de años las redes sociales han difundido la muy mala noticia sobre la cancelación de jubilaciones, la reducción del cuadro básico de medicamentos, así como la unificación del servicio médico -por cierto ya no ‘gratuito’ sino cobrable, con precios-, etc. Los funcionarios en este renglón han declarado muchas veces sobre la falsedad de esta información.

Por su parte el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) circula un comunicado dirigido a ese gremio que dice “¡No te dejes engañar! La pensión es una garantía Constitucional, es un derecho que nos corresponde.”

“Se ha difundido el rumor de que el Estado Mexicano ya no se hará responsable del pago de las pensiones y que esta obligación la tendría únicamente una AFORE Paraestatal. ¡Nada más falso! No es necesario recurrir a los amparos que promueven estafadores que lucran con el miedo y la desinformación.”

“El derecho a la pensión y a la jubilación es Constitucional, normado y protegido por las leyes mexicanas y defendido por nuestro sindicato. El SNTE mantiene una constante revisión y diálogo con las autoridades no solo en la defensa de las condiciones generales de trabajo, sino también aquellas que garanticen la jubilación al término de nuestro ejercicio laboral.

Evitemos el negocio de quienes buscan el desencuentro con noticias falsasy alarmistas. Acércate y pregunta a tu representación sindical y no caigas en engaños. ¡Nuestra pensión y jubilación es nuestro derecho!”

Este comunicado aparece en el sitio oficial del SNTE, así como en los portales de las Sección 30 y se ha difundido por WhatsApp, Facebook, Instagram, Twitter y más.

El SNTE deja en claro que las jubilaciones de maestros siguen su curso, aunque se interpreta que es la gente del matamorense, doctor en educación, son quienes están fallando a los maestros que han dejado toda una vida en las aulas de Tamaulipas. ¿Hasta cuándo?

Leave a Comment