Los huachicoleros cobijados por Moreno Valle

Isabel ArvidePor: Isabel Arvide

 La memoria juega trampas. A veces hacia el olvido. En ocasiones nos devuelve realidades que parecían a punto de ignorarse. Es el caso de Puebla. Del gobierno de Rafael Moreno Valle.

Porque ahí fueron detenidos el jefe de la policía, el secretario de seguridad pública y otros funcionarios por robarse combustible de los ductos de Pemex. O sea, en pocas palabras, por ser huachicoleros pirata.

En julio de 2015, el director de la Policía Estatal de Puebla, Marco Antonio Estrada López, y un comandante que lo acompañaba, Tomás Méndez Lozano, responsable de Operaciones Especiales, fueron detenidos por militares. Habían sido acusados de robar combustible, a unos ladrones…

En la patrulla donde iban había bidones con gasolina.

El secretario de Seguridad Pública de Puebla era Facundo Rosas. El mismo que venía de la SSP federal en el sexenio de Felipe Calderón. Aquel que permitió, con su montaje, que Florence Cassez quedase en libertad. El de tan oscura fama pública.

Y los indiciados, ya detenidos, dijeron que estaban a sus órdenes. Es decir, que le reportaban parte de las ganancias del huachicol, unos 10 millones de pesos al mes. Según constan en publicaciones de ese año.

Dos semanas después de la detención de los mencionados, Rosas tuvo que renunciar a su cargo.

A mediados de mayo, después del escándalo de los videos con los asesinatos, el senador Luis Miguel Barbosa, en conferencia de prensa, exigió que Facundo Rosas Rosas sea investigado por el robo a combustible.

El ahora titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla, un policía que ha ascendido en la institución, Jesús Morales dice que es problema federal pero que ellos están coordinados y que los ladrones de combustible no son “narcotraficantes”. Quién sabe cómo le consta. Tampoco acepta que estén “organizados” aunque hay quien cumple diferentes funciones.

Lo cierto es que, en 2015, como quedó comprobado, y en 2017 no es posible dedicarse al robo de combustible sin tener la protección policiaca. De todas las policías… porque, es obvio, la “policía de caminos”, o como quiera que se llame hoy, tiene que ver transitar en las carreteras a los huachicoleros.

Es un negocio de mucho dinero.

Si en 2015 el titular de la policía transportaba gasolina en su patrulla, es que el botín era grande.

¿Por qué no se enteró Rafael Moreno Valle? O, por lo menos, su secretario de Gobierno que sigue siendo el actual, el exgobernador de Oaxaca Diódoro Carrasco.

Ninguno, menos los políticos metidos en temas futuristas, ha tenido la vocación, la decisión política de enterarse del negocio de los huachicoleros. Las autoridades no sólo han sido omisas, como declaró el titular de la Sedena, general Salvador Cienfuegos, sino que han sido cómplices de los ladrones.

¿Cuántos detenidos ha habido? Porque los de julio de 2015 fueron detenidos por los militares. ¿Cuántos ladrones de combustible están en la cárcel? ¿Por qué resulta imposible llegar a quienes sí saben, sí están entrenados para hacer los agujeros en los ductos? ¿Por qué Pemex, que tiene una subdirección de seguridad encabezada por un general muy cercano al Presidente Peña, no ha hecho detenciones?

¿Se puede creer que el entonces gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle no supiese nada del robo de combustible, que ninguno le haya dicho que sus propios policías eran parte de esta mafia?

¿Qué oferta puede tener el precandidato panista a la Presidencia sobre seguridad si en su casa, en Puebla, se ha dado el aumento más brutal, miles de millones de litros de gasolina robada, a este delito?

Dicen que Rosas Rosas, que siempre ha caído hacía arriba, sigue viviendo en Puebla con toda tranquilidad, gozando de “protección”…

Y luego quieren que salgan los soldados por la noche a darse de balazos con los criminales…

Isabel Arvide

@isabelarvide

Estadomayor.mx

Leave a Comment