ADOLESCENTES 聽(1)

Emiliano CarrilloPor: Emiliano Carrillo Carrasco

鈥淟a juventud, es amor, valores, pasi贸n, libertad, ilusi贸n, expresi贸n, metas de vida en base al esfuerzo鈥

Los nuevos rumbos de la vida acelerada de los j贸venes del futuro incierto a las circunstancias de factores econ贸micos, sociales y familiares, de una integraci贸n de globalizaci贸n, y la imperante econom铆a neoliberal y la p茅rdida del estado social.聽

El marco jur铆dico de los menores infractores. Su reconocimiento fue hasta la convenci贸n sobre los derechos del ni帽o cuando se proclamaron especialmente los derechos y libertades de los ni帽os.聽 Su argumento jur铆dico fue el convenio sobre los derechos de los ni帽os, adoptada en la asamblea de la ONU, 44 /55 20 de noviembre de 1989 y entra en vigor en 1990 el 2 de septiembre.

Nuestro marco constitucional lo estable el articulo 18 encargado de la regulaci贸n en la administraci贸n de justicia para menores y explica la interacci贸n que habr谩 de darse entre el poder judicial de la federaci贸n y la secretaria de educaci贸n p煤blica, pues en relaci贸n con los lineamientos internacionales el menor no es un delincuente sino un infractor que requiere de supervisi贸n y educaci贸n. 鈥攅s decir, requiere de un tratamiento preventivo y formador, m谩s de que tipo correccional.

En noviembre del 2005 se reformo la estructural al art铆culo 18 de nuestra carta magna, esta consisti贸 en trasladar del poder al poder judicial como nuevo 贸rgano competente en la materia, pero se dej贸 intocado el problema fundamental que es la forma y clase de atenci贸n que requieren los menores justiciables. El mercado laboral les niega oportunidades. Los j贸venes sin educaci贸n, sin trabajo y sin oportunidades son caldo de cultivo para la delincuencia.

聽Los sistemas de justicia juvenil no son para venganza social.聽 Un ser humano en construcci贸n no opta entre una vida normal y la delincuencia organizada, en distinci贸n a un adulto, a la juventud las circunstancias y el destino econ贸mico los empujan con un c谩lculo casi preciso.

Las realidades a falta de estructura de los actuales centros de tratamiento deben dejar de ser un espacio del campo penal, para convertirse en una instituci贸n de cambio; el binomio la secretaria de educaci贸n p煤blica y poder judicial. La educaci贸n (art 4 constitucional) es la alternativa eficaz viable para reformar a los menores infractores.

El joven que tiene conflictos con la ley posiblemente es producto, en parte, de la deformaci贸n educativa b谩sica de su hogar, televisi贸n, y medios; as铆 como la educaci贸n formal que est谩 a cargo la secretaria de educaci贸n p煤blica. Esta secretaria debe contribuir a su formaci贸n integral haci茅ndose cargo operativamente de estos centros porque son la esencia entes de formaci贸n.

El sistema permite indiscriminadamente la pr谩ctica probatoria en la fase de Averiguaci贸n Previa, misma que se encuentra聽 por el ministerio p煤blico, que no es el juzgador, mismo que adolece de independencia聽 e imparcialidad y .por ende ,no deber铆a, estar legitimada聽 para practicar ning煤n tipo de prueba, por poner en riesgo聽 dos factores: El primero聽 deja sin contenido la fase de instrucci贸n ,y en consecuencia, qui茅n va a juzgar no se lleg贸 directamente聽 de la pr谩ctica probatoria ,y en segunda porque la pr谩ctica probatoria ante una autoridad diferente a la judicial o a cualquiera otra con la caracter铆stica de imparcialidad pone en serio peligro la integridad de dichas probanzas.

La delincuencia juvenil es un fen贸meno y problema social que crece cada d铆a m谩s, no solo en nuestro pa铆s, sino tambi茅n en el mundo entero; es una de las acciones socialmente negativas que va a lo contrario fijado por la ley de las buenas costumbres creadas y aceptadas por la sociedad. Los j贸venes precisan un tratamiento educativo espec铆fico, es decir cada joven requiere de un tratamiento para su rehabilitaci贸n, para responder a sus demandas educativa y social, ya que se encuentran en un verdadero riesgo social, en virtud que los j贸venes tienen necesidades tanto material como personal.

La realidad social en que se encuentran los聽 j贸venes del Estado de Tlaxcala, tanto en situaci贸n de desamparo como en situaci贸n de conflicto social, ha venido generando un fuerte impacto y preocupaci贸n en la sociedad, por la situaci贸n de peligro en la que viven estos j贸venes, dado que la juventud es una transici贸n entre dos etapas la ni帽ez y adulto, es decir es un proceso de transici贸n en el que los ni帽os se van transformando en personas aut贸nomas, por lo se entiende como una etapa de preparaci贸n para las personas se incorporen en el proceso productivo .

En el marco global, es imprescindible adoptar estrategias para restaurar la equidad social con los sectores m谩s vulnerables dela sociedad, como son los ni帽os y adolescentes y proteger la unidad familiar en todas sus dimensiones con pol铆ticas de alcance estructural. La prevenci贸n como medio de integraci贸n social y en forma equitativa y justicia distributiva.

En Am茅rica latina de 26 pa铆ses en dieciocho casos se observ贸 el cumplimiento para con la competencia de edad m谩xima (18 a帽os), siendo la excepci贸n cuba (16 a帽os) y Nicaragua de 15 a帽os; y para la edad m铆nima, en diez pa铆ses no se fija ninguna edad y los diez restantes la edad m铆nima de competencia es de 12 a帽os.

La protecci贸n del inter茅s superior del ni帽o. Donde los estados se comprometen asegurar al ni帽o de la protecci贸n y cuidado que sean necesarios para su bienestar, teniendo en cuenta los derechos y deberes de los padres, tutores u otras personas responsables del ante la ley, con este fin tomaran todas las medidas legislativas y administrativas adecuadas… (Art 3o.I el art铆culo 37).

No se impondr谩 pena capital ni prisi贸n perpetua sin posibilidad de excarcelaci贸n por delitos cometidos por menores de 18 a帽os, ni la privaci贸n de su libertad ilegal o arbitrariamente. La detenci贸n, el encarcelamiento o la prisi贸n de un ni帽o sr llevaran acabo de conformidad con la ley y se utilizara tan solo como medida de 煤ltimo recurso y durante un periodo m谩s breve que proceda (algunos 5 a帽os), y ser sujeto de atenci贸n jur铆dica.聽 Y sujeto inocente mientras no se pruebe su culpabilidad.

As铆 como de acciones diversas, tales como el cuidado, las ordenes聽聽 de orientaci贸n y supervisi贸n, 茅l asesoramiento, la libertad vigilada, la colocaci贸n en hogares de guarda, los programas de ense帽anza y formaci贸n profesional, as铆 como las posibilidades alternativas a la internaci贸n en instituciones, para asegurar que los ni帽os sean tratados de manera apropiada para su bienestar y que guarde proporci贸n tanto con sus circunstancias como con la infracci贸n…聽

La tentativa calificada como delito grave, ante la falta de consumaci贸n en los estados de hidalgo, chihuahua, Oaxaca si al esp铆ritu del 18 de la constituci贸n, se hace evidente es que se tiende a perseguir a los autores que normalmente son j贸venes que est谩n en dif铆ciles condiciones sociales, como el caso de Oaxaca, castigar con privaci贸n de libertad a el robo simple. Se escoge sancionar con prisi贸n, a la implementaci贸n de mecanismos m谩s violentos que tiene el estado y accionar toda la maquinaria de la justicia.

聽Si la causas a la imperante pobreza de esta regi贸n y del pa铆s por situaciones de gobiernos corruptos y corderos de la iniciativa privada, la deficiencia de estructuras p煤blicas ineficaces y de atenci贸n a los menores y j贸venes, la opacidad del poder p煤blico y las instituciones en una verdadera pol铆tica de prevenci贸n y atenci贸n a nuestra juventud para su desarrollo personal.

En Chihuahua donde Tienen se califican como delitos graves las tentativas de delitos.聽 EN relaci贸n del estado de Tlaxcala en su art铆culo 12, dice cuando los adolescentes cometan conductas anti sociales calificadas como no graves se aplicar谩n medidas de orientaci贸n, protecci贸n y tratamiento que amerite cada caso, con el fin de lograr su integraci贸n social y familiar.

Cu谩ndo los adolescentes de 12 a帽os de edad cumplidos y menores de 14 cometan conductas antisociales calificadas como graves, no ser谩n sujetos de internamiento 煤nicamente sujetos a las medidas de orientaci贸n, protecci贸n y tratamiento que ameriten el caso.

鈥 脷nicamente a los adolescentes mayores de 14 y menores de 18 a帽os de edad, se les aplicara como medida extrema el internamiento, por la comisi贸n de conductas antisociales calificadas como graves por esta ley, la sanci贸n de su internamiento no podr谩 exceder de 7 a帽os como pena m谩xima que contemple el delito.鈥

En la justicia juvenil, los cat谩logos de delitos graves existen para definir la procedencia de la privaci贸n de la libertad .su funci贸n es doble: se incluyen las conductas por las que el juez est谩 autorizado a dictar una medida privativa de libertad y, con ello, excluyen las que por ning煤n motivo ameritan internamiento. As铆 tambi茅n han sido utilizados como par谩metros de referencia para la procedencia de algunos mecanismos procesales. Su car谩cter especial, diferente al de los adultos, del sistema de justicia para adolescentes.

Las acciones de nuestras instituciones y de los poderes han聽聽 llegado de establecer criterios depresivos ante la poblaci贸n, por situaciones de la explosi贸n de la delincuencia, sin ser capaces de establecer medidas de prevenci贸n y de desarrollo, de nuestra juventud, inmersa a su vida de inseguridad, delincuencia y carentes de oportunidades de estudiar.

El a帽o de 1982 fue determinante en el cambio de la econom铆a, de la pol铆tica, de la dependencia hacia los EEUU. La econom铆a mexicana se desplom贸 al finalizar el gobierno de L贸pez Portillo, asumi贸 el gobierno De la Madrid con todo el apoyo y las exigencias del FMI y del gobierno yanqui. Desde entonces 鈥揹espu茅s de firmarse la 鈥渃arta de intenci贸n鈥- ning煤n plan econ贸mico, distribuci贸n del presupuesto, aplicaci贸n de gastos sociales y dem谩s ha podido hacer el gobierno mexicano sin la intervenci贸n del FMI y de los EEUU. En 1982 quedamos totalmente atados 鈥揷on nuestra firma- a la vigilancia de EEUU y a sus exigencias de privatizaci贸n y adelgazamiento del Estado

Leave a Comment