EL FUTURO PARA LA EDUCACIÓN EN TAMAULIPAS

Lino-BonillaPor: Lino Bonilla Rangel

A Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Gobernador por Tamaulipas le tocara en su sexenio la atención de 921,288 alumnos –inscritos al inicio del ciclo escolar 2016-2017, según cifras estimadas por la SEP-.

121,266 En preescolar

380,836 En primaria

167,672 En secundaria

3,507 Profesionales Técnicos

133,244 en Bachillerato

2,549 en Licenciaturas normales

103,897 en Licenciaturas e Ingenierías

8,317 en Posgrados

En la anterior entrega recordábamos los números que en educación, dejaban los dos sexenios anteriores y los ejes sobre los cuales proyectaron sus metas, en sus respectivos planes estatales de desarrollo.

Hoy, sin duda mueve a que la calidad educativa y una cobertura universal del sistema de salud se constituyan como punto de partida en materia social. Y precisamente es en este contexto social donde salud y educación deben garantizarse para una mejor calidad de vida.

Aun y cuando la mayor parte de cumbres, foros y conferencias sobre la importancia de la RELACIÓN ENTRE LA SALUD Y LA EDUCACIÓN EN EL DESARROLLO ECONÓMICO Y SOCIAL, tuvieron vigencia a principios de esta década, es confortante encontrar historias de éxito consecuente, como la del Ministerio de educación de la República de Cuba:

“En el Foro Mundial efectuado en Dakar, en el año 2000, se planteó la relación entre la Salud Escolar y la Educación para Todos, lo que se revela al considerar la salud como aporte y condición para que las y los alumnos cursen los estudios adecuadamente. Los indicadores cubanos de asistencia y retención escolar así lo demuestran. En el Sistema Nacional de Educación de Cuba, la salud es parte de los resultados de una educación integral eficaz, en cuyo desarrollo se requiere de la coordinación intersectorial para cumplir los objetivos de elevar la salud y la educación para toda la población, sin exclusiones de ningún tipo.”

O documentos tan precisos como la declaración de Buenos Aires, que fue suscrita por Ministros y Autoridades sanitarias de once países latinoamericanos, España y Portugal, participantes de la XII Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Salud denominada precisamente “Hacia la construcción de una Agenda Renovada de integración de Educación y Salud” que tuvo lugar  el 10 y 11 de junio de 2010 en Buenos Aires, Argentina. Con 15 compromisos.

Rescato solo por la brevedad de este espacio el considerando no. 4:

“La educación y la Salud son derechos de todo ser humano, causa y motor de la inclusión social. Requisito generador del desarrollo social, económico para el mejoramiento de las condiciones de vida, sobre la base de la equidad, la interculturalidad, la solidaridad y justicia social, debiendo el Estado impulsar un mayor desarrollo y coordinación de las políticas sociales para la erradicación de la pobreza, el acceso universal a la salud y educación a nuestras poblaciones.”

Y el compromiso no. 8:

“Propiciar la articulación entre salud y educación de manera de tender la inclusión de todas y todos los ciudadanos iberoamericanos en los procesos de construcción social de la salud, dando cuenta de las características particulares de cada grupo poblacional y tomando en cuenta sus diferencias culturales, étnico-raciales, de orientación sexual, de género y geográficas, asegurando condiciones para una plena participación social.”

Aquí en México, allá por el sexenio 2006-2012 (bajo las circunstancias actuales hoy pareciera tan lejano) Felipe de Jesús Calderón Hinojosa  (Presidente de los Estados unidos Mexicanos del 1 de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2012) instruía a sus Secretarios de Salud y de Educación Pública en la formulación de un Programa de Acción Especifico.

“La salud y la educación son los bienes más preciados del ser humano, debido a que impulsan un proceso permanente de ampliación de sus capacidades, que le permite vivir una vida digna sin comprometer el patrimonio de las generaciones futuras. Sientan las bases para el ejercicio de los principios de libertad, dignidad, solidaridad, respeto y equidad, sobre todo si se inicia desde la niñez y la juventud.” Dr. José Ángel Córdova Villalobos

Salud y Educación son pilares fundamentales de México. La salud constituye un sólido soporte para tener un buen desempeño físico y mental. La educación es la puerta al conocimiento y a la libertad; es la herramienta más poderosa para entender y transformar el mundo. Ambas, educación y salud, son la base del presente y futuro de la Nación, son los componentes esenciales que todas las personas necesitamos para vivir mejor.” Alfonso Lujambio Irazábal

Escuela y Salud, Programa Especifico 2007-2012 fue el resultado de dicha instrucción, aún es posible consultar su estructura y evaluar sus acciones y resultados.

VIENTOS DE CAMBIO PARA LA EDUCACIÓN

De conformidad con el artículo 23 de la Ley Estatal de Planeación, el Gobernador, cuenta con un plazo de seis meses contados a partir de la fecha en que tome posesión para elaborar, aprobar y publicar su Plan Estatal de Desarrollo Tamaulipas 2016-2022, su vigencia no excederá del periodo constitucional que le corresponda, las proyecciones de más largo plazo que pudiese contener se consideraran solo en el ámbito del Consejo Económico y Social.

Hoy el Dr. Héctor Escobar  Salazar y la Lic. Lydia Madero García, son responsables de las Secretarias estatales en Educación y Salud.

¿Traerán en mente buscar la transversalidad de ambos dentro del Plan Estatal de Desarrollo e imprimirla a sus respectivos programas estatales?

¿Generar Políticas, promover estrategias y establecer líneas de acción que comprometan al gobierno de Francisco Javier García Cabeza de Vaca a mejorar las condiciones de salud y educación de los tamaulipecos?

De no hacerlo, la inercia no mostraría nada extraordinario.

Al finalizar el ciclo escolar 2021-2022 se estima que solo se estarían atendiendo un universo global de 924,404 alumnos. Con tasas de crecimiento significativo solo en los niveles de educación preescolar y del nivel superior.

Aun y cuando Egidio Torre Cantú y su Secretario de Educación no dejaron indicadores difíciles de superar, supongo que la meta será la excelencia sobre un sistema educativo.

Queda claro que no es sencillo, que hay factores prevalentes como docentes, infraestructura y presupuesto tan claro y complejo que aquí me permito reproducir un extracto del artículo “En educación, gobierno y empresarios reprobados”, de la Dra. Araceli Damián González

“..El diagnóstico sobre el problema de la educación en México resultó simplista y equivocado. Los maestros están mejor capacitados de lo que el gobierno y empresarios supusieron. La propia Secretaría de Educación Pública informó que casi la mitad de los maestros evaluados (48.5%) obtuvo un puntaje excelente; 37.5% tiene una preparación suficiente y sólo 14% tuvo un nivel insuficiente.

El gobierno y los empresarios no reconocen las causas estructurales de los problemas de la educación en México. Existe un enorme rezago en inversión pública. El Estado está muy lejos de cumplir su obligación de destinar 8% del PIB a educación, como lo mandata el Art. 25 de la Ley General de Educación. El máximo histórico de gasto público en educación se tuvo en 2008 (4.4%) y desde entonces ha venido disminuyendo. Para 2016 será de 3.7% y en el proyecto de presupuesto para 2017, se reduce a 3.4%.

La falta de inversión se materializa en deplorables condiciones de las escuelas: 40% de éstas carece de drenaje, 60% no tiene acceso a internet; 46 mil operan con al menos un aula en la que el maestro no dispone de silla, mesa o escritorio, y en 34 mil al menos un alumno tomó clase sin un mueble adecuado para sentarse, escribir o dibujar; de igual forma 44% de las escuelas primarias son multigrado (en un solo salón se enseña de 1º a 6º grado), lo que constituye todo un reto pedagógico para los maestros.”

La tarea empieza y alguien tiene que hacerla, ¡bienvenidos vientos de cambio!

*Araceli Damián.  Es Profesora-Investigadora con licencia del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México. Ha sido profesora visitante de la Universidad de Bristol y de la de Manchester. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores.

Leave a Comment