SEMANA DEDICADA A LA SALUD

Gerardo-Flores-SanchezPor: Gerardo Flores Sánchez

Hemos visto como la semana que termina, estuvo plena de actividad del sector salud. Tanto en las previamente programadas, como en otras que respondieron a eventos contingentes. Las programadas fueron por la 3ª. Semana Nacional de Salud y la Campaña contra el Cáncer de Mama. La no programada fue por a la presencia de la marea roja en Matamoros y que en estos días ha llegado a Soto la Marina.

En la Semana Nacional de Vacunación se aplicaron las vacunas contra sarampión, rubeola, paperas, anti-rotavirus, anti neumocócica conjugada. Además de iniciar y completar esquemas básicos (BCG, pentavalente acelular, anti hepatitis B, tétanos neonatal para embarazadas. Así como la aplicación de la vacuna contra el virus de papiloma humano, en niñas de 5º. Año de primaria.

Se aprovechó el despliegue de miles de vacunadores y promotores para distribuir sobres de “Vida Suero Oral” a madres y responsables de niños y toda persona con cuadros agudos de diarrea. También se proporcionó albendazol para los parásitos y ácido fólico para las embarazadas. Se ofrecieron adicionalmente suplementos de Vitaminas y Minerales y  Hierro a la población en riesgo. En áreas de riesgo se otorgaron megadosis de vitamina A para niños de 6 meses a 4 años de edad. En educación preventiva se impartieron pláticas y demostraciones para evitar infecciones respiratorias en niños y adultos mayores.

Como se puede apreciar, se trata de un gran volumen de trabajo, que el sector salud de Tamaulipas, bajo la dirección de la SST, a cargo del Dr. Norberto Treviño, realiza con disciplina y calidad tres veces al año, desde hace ya varios años. Esto explica porque en tres años consecutivos Tamaulipas ha obtenido el primer lugar en la evaluación nacional de “Caminando hacia la Excelencia”, ratificando a la política pública en  salud como uno de los pilares más firmes del gobierno del Estado.

La campaña “Vive Fuerte, vive en Rosa” organizada y dirigida por el DIF Estatal con motivo de la lucha contra el cáncer de mama, cuyo Día Internacional se celebra el 19 de octubre, estará presentando hoy conferencias motivadoras e informativas sobre el tema. Como cada año se han invitado a personajes destacados de los medios y a especialistas sobre la prevención y el tratamiento de esta enfermedad.  El compromiso, la voluntad política y la acción en esta lucha, son muy intensas en Tamaulipas, porque todos deseamos y esperamos que muy pronto se puedan reconocer los signos de que en esta batalla por la salud y la vida de nuestras mujeres, se empieza a ganar.

Finalmente, respecto a la marea roja, hemos presenciado el ágil y amplio operativo de vigilancia, prevención y protección de la salud de la población que la SST a través de la COEPRIS ha desplegado en todo el litoral tamaulipeco, concentrándose por ahora en la Pesca.

La marea roja es un fenómeno que entre otros factores, tiene que ver también con el cambio climático. La experiencia de años anteriores, tanto de estados bañados por aguas de océano pacífico, como en proporción del golfo de México, ha permitido aprender cómo manejarlo, de manera que no haya víctimas humanas.

Aunque los eventos de marea roja se han presentado en costas mexicanas desde hace muchas décadas, el primer registró documentado científicamente data de 1995 en Bahía Baderas, Nayarit. La Secretaria de Salud a través de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), tiene un seguimiento y estudio muy detallado de estos eventos, a partir del año 2003.

De acuerdo a ello, se han identificado a las diversas especies de algas microscópicas que los han causado. La mayoría de estas algas o no son tóxicas o su daño es básicamente a la población de peces, moluscos y otras especies marinas. Solo algunas de ellas producen toxinas que al afectar al sistema nervioso constituyen un riesgo serio para la salud humana. Además de las toxinas, otro mecanismo daño de por el que causan la elevada mortandad de peces y otras especies marinas, es que por su masiva multiplicación  causan un consumo del oxígeno disuelto en el agua a tal nivel que los matan por asfixia.  Las varias toneladas de estos peces muertos afectan la pesca y constituyen un riesgo sanitario en tanto se recogen y eliminan. Todo en conjunto implica una gran cantidad de tareas delicadas de vigilancia, información, inspección, control sanitario, limpieza de playa, protección del turismo, entre otras muchas.

En Tamaulipas se tuvo en el año 2005, un evento de marea roja causado por la especie karenia brevis productora de brevetoxina NSP, que duró del 21 de septiembre al 13 de diciembre, afectando San Fernando y avanzando con menor impacto hacia el sur. Hubo una importante mortandad de peces pero ninguna víctima humana. Desde esa ocasión, se estableció en el laboratorio Estatal de Salud Pública una unidad especial para identificar la especie de alga responsable, su densidad y monitorear a su avance. Luego en  2009,  ocurrió otro evento, el cual inició el 17 de octubre en Playa Bagdad y fue avanzando hasta llegar al norte del estado de Veracruz en noviembre, alcanzando a Tuxpan para terminar el 4 de febrero de 2010. El despliegue de las instituciones bajo la dirección de la Secretaria de Salud, con el apoyo del Gobierno del Estado  fue muy intenso, dejando un gran aprendizaje que ahora, en el actual evento que también inició en Matamoros y ha avanzado hasta la Pesca, ha sido muy provechoso para proteger eficientemente la salud de la población y mitigar su impacto económico.

Por ello es tan importante la difusión que hacen las autoridades de salud y de protección civil para que la población se retire de los lugares afectados mientras no termine el evento. Pero desde luego, lo  que es indispensable es que la población obedezca estrictamente las indicaciones que se le dan. En Tamaulipas se cuenta con experiencia, capacidad, recursos y voluntad, de modo que el evento actual pronto habrá de superarse con éxito como ha sucedido con otros retos en salud.